Plan de Formación



Aspectos que trabajamos para la formación de nuestros alumnos

Objetivos generales:
  1. Educar "en y para" la libertad rectamente entendida, es decir, unida siempre a la consiguiente responsabilidad y exigencia.
  2. Fomentar intensamente las virtudes humanas, en especial, el orden, la generosidad, la sinceridad, la reciedumbre y la laboriosidad.
  3. Fomentar la delicadeza en el trato con los demás (padres, hermanos, amigos, servicios, etc.) y el espíritu de servicio en casa y fuera de ésta.
  4. Estimular y orientar las aficiones: el chico/a, de estas edades, debe estar ocupado, hacer ejercicio físico y distraer su imaginación, necesitando para ello unas buenas orientaciones en cuanto a las posibles actividades y el tiempo que tiene que invertir en desarrollarlas.
  5. Fomentar el trato personal con Dios y la ilusión de vivir en Gracia. Hacer ver la necesidad de frecuentar los sacramentos, y, especialmente, la Confesión y la Eucaristía.
  6. Intentar que tengan unos criterios firmes de moralidad, dando orientaciones firmes y positivas especialmente en lo que se refiere al tema de la Pureza y las relaciones con el otro sexo.
  7. Tener un plan de vida ordenado.

Temas a trabajar durante el curso:


Esta programación se concretará en una sesión semanal con los alumnos y en las preceptuaciones con padres y alumnos. Quedará constancia de dicho plan en la agenda y en la libreta de reunión de curso de cada alumno. Si padres y profesores colaboramos en el plan de formación, la eficacia educativa se multiplica.

Metodología de trabajo a seguir

El siguiente esquema es orientativo, ya que depende de las actividades programadas por el Profesor Encargado de Curso (PEC) - películas, conferencias, noticias, cuestionarios, etc.

  1. Exposición teórica por parte del PEC.
  2. Exposición por parte de un grupo de alumnos que hará posteriormente una síntesis y se colocará en el corcho de la clase.
  3. Actividades y puesta en común.